Es necesario

Hoy es 17 de mayo, día internacional contra la homofobia y la transfobia. Algunos de vosotros y vosotras os preguntaréis “Bueno, ¿y qué? Ya hemos avanzado mucho y no tiene sentido este tipo de días“. Sin embargo la realidad de las cosas dista mucho de poder dejar de señalar un día al año para recordar que la homofobia sigue siendo hoy un gran problema de la humanidad.

Empezando por el mismo origen de esta fecha. El día contra la homofobia se celebra el 17 de mayo porque tal día como hoy de 1990 la homosexualidad fue finalmente retirada de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud.

Y pese a que han pasado ya más de 20 años de esa fecha, todavía hoy, en nuestro propio país hay políticos como Duran i Lleida que afirman que la homosexualidad se puede curar (es decir, que es una enfermedad)

Todavía hoy en nuestro país empresas como Amazon venden libros que afirman que la homosexualidad es una enfermedad.

Todavía hoy en nuestro país salas de conciertos están dispuestas a albergar a cantantes que llaman a matar a homosexuales en la letra de sus canciones (y que los ciudadanos logramos parar)

Todavía hoy en nuestro país hay quien cree que la unión entre dos personas del mismo sexo no debería llamarse matrimonio y que sería lo mismo si tuviera los mismos derechos con un nombre diferente del mismo modo que hace tan solo unas décadas había gente en Estados Unidos que creía que era perfectamente correcto que los blancos mearan en un baño para blancos y los negros tuvieran que mear en un baño para negros.

Si esto es lo que pasa hoy en nuestro país, uno de los países más avanzados del mundo en materia de derechos civiles, el país más avanzado en el reconocimiento de los derechos de las personas LGTB; imaginaos como debe ser ahí fuera. Cómo debe de ser en otros países como Afganistán, Mauritania, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Yemen donde la homosexualidad es un delito perseguido con la pena de muerte.

Hoy es 17 de mayo, día internacional contra la homofobia y la transfobia.
Y es necesario recordarlo, celebrarlo, reflexionarlo.

No dudes en dejarme aquí tus recuerdos, celebraciones y reflexiones sobre por qué es necesario este día.